relojes blogs

14.11.11

La leyenda del monasterio de San Lorenzo del Escorial


Comparte esta historia en:
Son muchas las leyendas sobre el monasterio de San Lorenzo del Escorial, situado en la sierra de Guadarrama cerca de Madrid, España. Fue mandado construir por el rey Felipe II durante la segunda mitad del siglo XVI, donde todas las coordenadas astrológicas apuntaban que allí se hallaba una de las puertas del infierno y por ello se construyó la octava maravilla del mundo de la época; para sellar de una vez por todas la entrada al inframundo...

Pero la leyenda se acrecentó cuando un misterioso perro negro aterrorizaba a los obreros sin parar de ladrar. Todas las noches sus ladridos rompían el silencio de la noche y el descanso del rey y sus trabajadores, se le atribuyó que era el guardián de la infernal puerta, que era el perro de las siete cabezas, las mismas que el número de puertas repartidas por todo el mundo.

Los obreros llegaron a paralizar las obras, se negaban a trabajar aterrorizados, para ellos era uno de los guardianes del mismísimo infierno.

Por fin armados de valor dieron caza a la bestia y como si de una persona se tratara fue colgado de una soga desde la segunda planta del monasterio donde estuvo colgado durante mucho tiempo como símbolo y triunfo del bien sobre el mal.

Por fin la puerta del infierno era sellada. Pero cuentan los escritos que el rey Felipe II eligió el monasterio para pasar sus últimos días de vida. Miedo tenía a la muerte y como tanto le costó nacer le costó morir, 57 días de agonía donde sus fantasmas interiores lo aterrorizaron, se rodeado, en su lecho de muerte, de numerosas reliquias, entre ellas, la rodilla y pellejo de San Sebastián, uno de los brazos de San Vicente Ferrer, una costilla del obispo Albano, crucifijos e imágenes religiosas y otros amuletos para protegerse de su miedo a la muerte y de los infernales ladridos que continuaba escuchando día tras día durante su larga agonía.

Felipe II murió, pudo descansar en paz el día del señor, un domingo día 13, el número de la muerte según la práctica del tarot.


El tesoro de la sima de los pastores

Cuenta la leyenda que en las cercanías de los montes del Escorial existe un tesoro perdido.

La popular historia relata que Rafael Corraliza, empleado de la contabilidad del oro destinado a financiar las obras del monasterio de San Lorenzo del Escorial sucumbió a la tentación y llenó de lingotes y piezas de oro su cinto huyendo durante la noche camino de la aldea más próxima, Robledo, para encontrar cobijo y escapar más tarde a Portugal. Pero al llegar a la conocida sima de los pastores y cegado por la oscuridad de la noche acabó hundiéndose en el fondo con el tesoro.

Algunos creen que consiguió escapar y otros que el oro todavía se encuentra allí junto a los huesos de Rafeal Corraliza.

Hoy todavía se puede visitar dicho lugar.


Pasarmiedo

0 Comentarios :

¿Quieres comentar algo?




Estado del blog

entradas
comentarios
1.467 followers
168 seguidores
 días online



Comentarios recientes

 
© Copyright 2009 - 2015 | Contacto | Seguir este blog | Sobre mi | Facebook | Twitter | LinkedIn | Mapa del sitio | Tienda | Conversor | RSS |

@duque71 2015